¿Cómo colaborar con IMPULSO CIUDADANO?

08/10/2009 Haciendo una aportación o donación a alguna de las campañas: - Tu aportación o donación nos permitirá hacer una campaña potente para hacer oír nuestra voz con toda la fuerza necesaria. Puedes aportar tu donación a nombre de la Asociación Impulso Ciudadano al número de cuenta 2038 8907 67 6000104946 Formando parte de la Entidad: - Necesitamos tu ayuda para llevar adelante ésta y futuras campañas, así como para desarrollar nuestra actividad de manera efectiva. Queremos que nos oigan, queremos que tengan en cuenta nuestra opinión. Asóciate a Impulso Ciudadano a través de info@impulsociudadano.org. Tu ayuda es imprescindible. Comentarios desactivados.
Share Button

por ROCIO DIVAR–
Letrada de la Seguridad Social


A mi amigo Pepe Domingo

En los últimos días distintos medios de comunicación han publicado encuestas sobre intención de voto en las elecciones autonómicas del próximo mes de noviembre en Cataluña.

Las valoraciones sobre los resultados que obtendrá Artur Mas son coincidentes en algunos casos. La encuesta realizada por Sigma Dos para El Mundo estima que Convergència i Unió obtendría entre 64 y 65 escaños, el mismo resultado que recoge la encuesta publicada por El Periódico de Cataluña.

El periódico La Razón, sin embargo, publica una encuesta según la cual CIU podría llegar a perder hasta cuatro escaños situándose en los 58 representantes. Finalmente el diario la Vanguardia, con resultados más optimistas, estima que Convergencia podría llegar a obtener hasta 67 escaños en las próximas autonómicas.

Si esta es la respuesta de los electores al órdago del Presidente de la Generalitat no me sorprende. Tampoco la estimación casi unánime del descenso en votos y escaños que experimentaría, según esas mismas encuestas, el Partido Socialista de Cataluña.

No llama particularmente mi atención que el Partido Popular pudiera llegar a obtener 2 diputados más situándose en los 20 escaños según las encuestas publicadas por El Mundo y La Razón. Tampoco me sorprende especialmente un dato tan contradictorio como que El Periódico de Cataluña estime, para ese mismo partido, un retroceso en nada menos que 6 escaños obteniendo entre 12 y 13 diputados. Y lo cierto es que no presto especial atención a los resultados que estas encuestas reconocen para el resto de partidos políticos que concurren a las elecciones.

Nada de eso me sorprende. Lo que hoy llama mi atención es otro dato al que nadie parece dar importancia. La casilla del No sabe/No contesta. La sociedad que no reacciona, quien sabe si por temor o por fatiga, y que parece no ser capaz de responder de manera organizada a este desafío. Esa sociedad a la que tantas palabras están dedicando en las últimas semanas distintos periodistas en tertulias y artículos y que no encuentra cómo articular formas serias de plantar cara al nacionalismo dominante. Si es cierto, y lo es, que no todo el mundo es nacionalista en Cataluña, ¿Dónde está la sociedad civil? ¿Hay alguien que pueda dar respuesta a todas estas inquietudes?
Si. Impulso Ciudadano.

Impulso Ciudadano es un movimiento cívico creado con la intención de ocupar un espacio en la vida pública de Cataluña, con el objetivo de promover el pluralismo político, ideológico y lingüístico. Según su acta fundacional pretende ser un “laboratorio de ideas y de propuestas al servicio de una visión de España cohesionada”, una asociación “al servicio de los derechos de la ciudadanía”.

Pero Impulso Ciudadano es más que eso. Es prácticamente la única organización cívica que ha sabido crear un frente común para hacerse lo más fuerte posible. Lleva años plantando cara al nacionalismo al que, como un niño insolente, discute cualquier decisión, acuerdo o norma que sea contraria a la Constitución. Ha peleado en los tribunales, en las instituciones y en los pocos medios de comunicación que se lo han permitido toda decisión que limitase el ejercicio libre de los derechos de cualquier ciudadano, sea o no miembro de su organización.

Esta asociación vive estrangulada económicamente y obligada a reponerse anímicamente de cada estoque. Pero lo consigue.

De mi estancia en Cataluña he sacado la conclusión de que hay distintas formas de vivir. No es lo mismo saber que estas de paso y que tu estancia es provisional, que llegar con intención de instalarte de manera mas o menos definitiva. No es lo mismo ser un joven profesional sin obligaciones familiares que ser padre de familia con hijos que alimentar. No es lo mismo vivir sin grandes inquietudes que estar dispuesto a luchar por algo que de forma enteramente libre decides considerar como irrenunciable.

La realidad es que tu vida puede transcurrir con normalidad dentro de unos cauces prefijados. Sin embargo, si un día decides reivindicar un derecho que no está dentro del catálogo que algunos dirigentes políticos tienen preparado para todo ciudadano, ese día empiezan los problemas.

Recibes un no cordial por respuesta, una invitación a salir, generalmente con buenos modos. No hay formulario para la solicitud que usted pretende. Gracias. Buenos días. Y ya está. No figuras ni en la casilla del No sabe/No contesta. No ocupas tiempo ni tampoco lugar.

Este modo institucional de proceder incluye la proliferación de un sinfín de organizaciones satélite que el nacionalismo ampara desde hace décadas y que han ido copando todo el espacio cultural y social. Organizaciones que en ocasiones no reaccionan de manera tan correcta ante el disidente y que no dejan espacio a nadie más.

Esto es lo que hay para el que decide nadar contracorriente.

Lo sabe bien Pepe Domingo, Presidente de Impulso Ciudadano. Lleva toda una vida dedicado a estos menesteres en el Parlament –fue Diputado por Ciudadanos por Cataluña, partido que contribuyó a fundar– y fuera de él. Desde Impulso Ciudadano hace mucho más que organizar actos y conferencias. Mantiene el ánimo de un puñado de personas que no comprende por qué no puede presumir de sentirse catalán y español al mismo tiempo.
El pasado 28 de septiembre fue presentada en Barcelona la Plataforma “Cataluña, tal cual” a la que se han adherido distintas asociaciones y personalidades. A través de la firma de un Manifiesto proclaman que “quieren a Cataluña, tal cual, bilingüe” e instan a las instituciones a garantizar el derecho de los ciudadanos a usar las lenguas oficiales sin traba alguna y como medio para lograr la cohesión social.

Con el deseo de que la creación de esta Plataforma sea un paso más para hacerse fuertes, dedico estas líneas a esos hombres y mujeres de Impulso Ciudadano que siguen luchando por la libertad. Siempre me admiró que aunque llegaran a perder el ánimo nunca perdieran el rumbo. A todos esos valientes que no se resignan a acabar engrosando los datos de la casilla del No sabe/No contesta, gracias. Os mando desde aquí un poco de impulso.