¿Cómo colaborar con IMPULSO CIUDADANO?

08/10/2009 Haciendo una aportación o donación a alguna de las campañas: - Tu aportación o donación nos permitirá hacer una campaña potente para hacer oír nuestra voz con toda la fuerza necesaria. Puedes aportar tu donación a nombre de la Asociación Impulso Ciudadano al número de cuenta 2038 8907 67 6000104946 Formando parte de la Entidad: - Necesitamos tu ayuda para llevar adelante ésta y futuras campañas, así como para desarrollar nuestra actividad de manera efectiva. Queremos que nos oigan, queremos que tengan en cuenta nuestra opinión. Asóciate a Impulso Ciudadano a través de info@impulsociudadano.org. Tu ayuda es imprescindible. Comentarios desactivados.
Share Button

Impulso Ciudadano exige respeto tanto hacia las víctimas del terrorismo como para con el Jefe del Estado por parte de las entidades y administraciones en manos de los separatistas. También convocamos a la ciudadanía a participar en la concentración organizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo, prevista para el jueves 16/08/18.  Igualmente invitamos a respaldar presencialmente el acto conmemorativo previsto para el 17/08/18 y convocado por el Ayuntamiento de Barcelona.

El próximo viernes, 17 de agosto, se cumple el primer aniversario de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils. La cadena de ataques en las dos ciudades catalanas, los 16 muertos y 131 heridos resultado de estos ataques, sobrecogieron a todos los españoles, recordándonos de la manera más cruel posible, la realidad de la violencia terrorista y la vulnerabilidad de nuestra sociedad ante este fenómeno, fruto del resentimiento y el odio a los valores de convivencia y libertad que la sustentan.

En estas fechas, queremos recordar y subrayar la reacción admirable, desinteresada y solidaria de la ciudadanía y lamentar, una vez más, el comportamiento mezquino y deplorable del equipo de gobierno del ayuntamiento de Barcelona y de las autoridades nacionalistas catalanas durante los días siguientes y la primera concentración celebrada después de los atentados. El Ayuntamiento y, especialmente, la alcaldesa Ada Colau, intentaron desviar la atención del atentado porque éste desmontaba de facto su discurso negacionista sobre la amenaza terrorista en Barcelona y así eludir su responsabilidad por su falta de actuación y de medidas preventivas, a las que siempre se opusieron de manera explícita. Por su parte, el Gobierno de la Generalitat y su entorno independentista se confabularon para aprovecharse de la desgracia y la muerte de tantos inocentes y convertir la primera concentración en un acto vergonzoso de propaganda política secesionista contra los principales dirigentes de la Nación y contra los miles de ciudadanos que rechazaron en la manifestación de Barcelona la utilización de su dolor.

Un año después, cuando el recuerdo de tanta violencia y tanta muerte todavía sigue vivo en la memoria de todos, el Ayuntamiento de Barcelona y el agresivo nacionalismo catalán, enquistados en su falta de humanidad y guiados por los intereses de sus respectivas agendas políticas y propagandísticas, vuelven a intentar instrumentalizar los actos conmemorativos. Es así, que lamentamos que el Ayuntamiento de Barcelona no haya tenido en cuenta en la organización del acto a ACVOT, la principal asociación de víctimas del terrorismo catalana y haya organizado de manera no consensuada un acto conmemorativo a su medida, reducido a su mínima expresión, como si intentará pasar este trámite forzoso lo más rápido posible. Más grave si cabe es la actuación del Presidente de la Generalitat y su entorno secesionista, que con su ya habitual vena totalitaria, formulan propuestas excluyentes en relación con el Rey Felipe VI y las autoridades del Gobierno de la Nación. Por eso, pedimos al Gobierno de la Generalitat que trabaje para que éste sea un acto de solidaridad y recuerdo de las víctimas y que no intente convertirlo de manera fraudulenta y sectaria en un acto de propaganda secesionista para desacreditar a nuestro país en la esfera internacional y vender el mensaje adulterado y perverso de que Cataluña no está controlada por el Gobierno de la Nación.

Pedimos al Ayuntamiento de Barcelona que rectifique y otorgue un papel digno en el desarrollo del acto a las asociaciones que luchan contra el terrorismo y asisten a sus víctimas; y al Gobierno de la Generalitat y demás autoridades y asociaciones separatistas que abandonen su intención de utilizar de manera ilegítima e inmoral este acto de todos, así como su pretensión de convertir las calles en su propiedad excluyente y comprendan que, en el combate contra el terrorismo, es necesaria la asistencia de todos y sólo deben ser excluidos de las conmemoraciones los propios terroristas y aquellos que les dan apoyo.

Por ello, Impulso Ciudadano considera que:

  • Lo trascendente y fundamental en la conmemoración es el recuerdo de las víctimas y la solidaridad con los fallecidos, heridos y sus familias y el rechazo de la violencia irracional e indiscriminada de la locura terrorista.
  • Es profundamente antidemocrático imponer vetos a personas o impulsar campañas contrarias a la esencia de concentraciones que tienen que ser demostración y ejemplo de la solidaridad del conjunto de los españoles y de las personas en general con las víctimas.
  • El intento de apropiación por parte del Presidente de la Generalitat, Joaquim Torra de la voz de todos los catalanes a beneficio de su proyecto totalitario es un ejemplo más de su voluntad liberticida. Miles de catalanes darán la bienvenida al Jefe del Estado y a las principales autoridades del país porque consideran que hacen bien acudiendo al acto para arropar a los más débiles y a aquellos que han sufrido el horror terrorista.

Impulso Ciudadano participará, y convoca a toda la ciudadanía a hacerlo de forma activa con su presencia, tanto en la concentración convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (ACVOT) el próximo 16 de agosto a las 17:00 horas en la Plaza de Cataluña de Barcelona, entrada Ramblas, como en el acto conmemorativo convocado por el Ayuntamiento el viernes 17 de agosto, a las 10:30 en la Plaza Cataluña de Barcelona.

Barcelona, 9 de agosto de 2018.