¿Cómo colaborar con IMPULSO CIUDADANO?

  Formando parte de la entidad: Asóciate, descargando el siguiente formulario y enviándolo a nuestro correo electrónico: info@impulsociudadano.org

DESCARGAR FORMULARIO DE SOCIO

Puedes escanearlo o hacer una fotografía con el teléfono móvil.

******************************************************************************

Con una aportación económica puntual o periódica: Puedes realizar tu donación a Impulso Ciudadano en este número de cuenta:

ES90 2038 6674 9560 0001 6061

Share Button

Impulso Ciudadano pide terminar con los símbolos secesionistas pagados y colocados con fondos públicos

Al hilo de la sentencia de un Juzgado de Mataró, en la que se absuelve a tres personas que habían sido denunciadas por retirar una pancarta con el lema “Llibertat presos/es Polítics” en el Ayuntamiento de Vilassar de Dalt, y se pide que se investigue a la actual alcaldesa de esa localidad, Carola Llauró, y al anterior alcalde, Xavier Godàs,  por un posible delito de malversación de caudales públicos por la adquisición de la pancarta, IMPULSO CIUDADANO expone:

1.- Que los Ayuntamientos y demás corporaciones públicas deben cumplir con el principio de neutralidad institucional y dejar de colocar en las fachadas de los edificios y espacios públicos lemas de carácter partidista que no expresan el sentir del conjunto de la ciudadanía y que son motivo de enfrentamiento entre ciudadanos.

2.- Que resulta especialmente grave que se destine dinero del presupuesto público a la adquisición y colocación de este tipo de elementos partidistas, por lo que celebramos la iniciativa de los abogados de los denunciados y del Ministerio Fiscal de solicitar a la Jueza la apertura de diligencias contra las autoridades que incurran en un posible delito de malversación pública.

3.- Que, en estos tiempos de crisis sanitaria y económica, creemos conveniente no abrir nuevos conflictos entre los ciudadanos y para ello es imprescindible que las instituciones sean cuidadosas y destinen el presupuesto público al interés general. Desde luego, la colocación de pancartas o símbolos independentistas en edificios y espacios públicos no contribuye a favorecer la convivencia ni a hacer de Cataluña un entorno de tolerancia y atractivo para el resto de los españoles. 

Link a la sentencia

Barcelona, a 26 de mayo de 2020