¿Cómo colaborar con IMPULSO CIUDADANO?

08/10/2009 Haciendo una aportación o donación a alguna de las campañas: - Tu aportación o donación nos permitirá hacer una campaña potente para hacer oír nuestra voz con toda la fuerza necesaria. Puedes aportar tu donación a nombre de la Asociación Impulso Ciudadano al número de cuenta 2038 8907 67 6000104946 Formando parte de la Entidad: - Necesitamos tu ayuda para llevar adelante ésta y futuras campañas, así como para desarrollar nuestra actividad de manera efectiva. Queremos que nos oigan, queremos que tengan en cuenta nuestra opinión. Asóciate a Impulso Ciudadano a través de info@impulsociudadano.org. Tu ayuda es imprescindible. Comentarios desactivados.
Share Button

10722José Domingo, diputado del Grupo Mixto en el Parlamento de Cataluña, se embarca en una nueva aventura tras abandonar Ciudadanos: ser punto de encuentro de los catalanes no nacionalistas a través del ‘lobby’ Impulso Ciudadano, que será presentado públicamente el próximo 3 de octubre.

– Recientemente solicitó a la Junta de Portavoces del Parlamento de Cataluña que la bandera española ondeara diariamente y no sólo durante los plenos. Además, quiere que esté presente en el despacho del presidente del Parlamento, Ernest Benach, de Esquerra Republicana de Cataluña.

– En primer lugar porque lo manda la Ley de Banderas del año 81, en segundo lugar porque el Tribunal Supremo ya ordenó al Parlamento vasco que así lo hiciera y, en tercer lugar, porque el Parlamento de Cataluña es la institución que nos representa, por lo que es imprescindible que sus símbolos también sean visibles. He solicitado que tanto la bandera de España como la catalana y la europea ondeen diariamente. Al mismo tiempo he pedido a la mesa del Parlamento que se pronuncie sobre la conveniencia de que no sólo en el exterior, sino también que en el interior del edificio ondee la bandera española. El presidente [del Parlamento de Cataluña] Benach fue reacio a cambiar el tradicional modo de exhibición de las banderas, pero pese a ello se comprometió a hacer un pronunciamiento público sobre esta cuestión la semana que viene. Actualmente estoy esperando el resultado de la petición y, en función de su decisión, adoptaré las reacciones que considere oportunas. Además, debe estar presente en los despachos, también en el del señor Benach, máxime siendo el presidente del Parlamento.

– ¿Cómo surge Impulso Ciudadano?

– Creemos que es necesario dar lugar a una asociación que sirva de laboratorio de ideas, una organización que funcione como eje transversal común con todos aquellos que defendemos unos valores constitucionales concretos. Deseamos combatir al nacionalismo y defender la libertad y el pluralismo ideológico, lingüístico y cultural en España. Además, estamos a favor de la racionalización de la Administración pública.

– ¿Por qué creen que se encuentran en el momento justo para que Impulso Ciudadano vea la luz?

– Porque la presión nacionalista es más grande que nunca y deseamos tratar de contrarrestarla de forma organizada. Las consultas por la independencia y las continuas discriminaciones lingüísticas dejan claro que los castellanohablantes de Cataluña no tienen los mismos derechos que los catalanohablantes. Los no nacionalistas somos mayoritarios en Cataluña pero se nos está discriminando. Es por ello por lo que ahora es el momento de crear esta asociación y de hacerla grande. Para ello vamos a realizar campañas de difusión, pegadas de carteles, vamos a editar una página de Internet y a organizar diferentes actos públicos. El primero de ellos tendrá lugar el próximo 3 de octubre; realizaremos un acto de presentación de la asociación que tendrá como eje temático el tema de las multas lingüísticas que sufren desde hace tiempo los comerciantes de Cataluña que no rotulan en catalán.

Queremos unirnos, crear bases de encuentro con el objetivo de reforzar la defensa de los valores cívicos, ciudadanos y constitucionales en Cataluña. Para ello pretendemos crear frentes de colaboración con partidos políticos y con asociaciones cívicas.

– ¿Por qué cree que en Cataluña no ha existido hasta hace relativamente poco una voz que permita dar luz a la forma de pensar de la población no nacionalista?

– Porque no hemos estado ni bien coordinados ni bien conectados y porque hemos pecado de indolencia; no hemos percibido como un posible problema grave lo que se estaba preparando en los laboratorios de ideas del nacionalismo. Ésa es la razón por la que no se ha producido una eclosión del no nacionalismo en Cataluña. Ha habido varios intentos, y yo mismo he trabajado en ellos en otras ocasiones, pero nos hemos dado cuenta de que resultaba necesario crear un foco que armonizara, coordinara y generara ideas positivas. El sentimiento mayoritario en Cataluña es que somos tan catalanes como españoles. Además, queremos libertad de uso lingüístico, tanto en la Administración como en la esfera privada.

“NUESTRA ASOCIACIÓN NO VA A MIRAR EL CARNÉ DEL CIUDADANO”

– ¿Cómo pretendéis armonizar las diferentes voces del no nacionalismo en Cataluña?

– Creo que evidentemente es complicado y difícil, pero muchas veces son sólo pequeños matices los que marcan las diferencias. Debemos hacer prevalecer la unidad de acción independientemente del partido político en el que se milite. Nuestra asociación no va a mirar el carné al que pertenece el ciudadano que se asocie. Lo que sí que queremos es trabajar por unas ideas comunes y ahí seguro que vamos a tener puntos de encuentro.

– ¿El nacimiento de Impulso Ciudadano es una respuesta a los anuncios que están apareciendo en los medios de comunicación acerca de una posible coalición nacionalista para las próximas elecciones de 2010?

– No. El mundo del nacionalismo tiene sus vías de expresión, mientras que los no nacionalistas tenemos otras diferentes. Desde luego sería conveniente que a efectos de participación política se produjera una cierta fusión entre las distintas asociaciones y partidos no nacionalistas. Pero la creación de Impulso Ciudadano no es una reacción a una acción nacionalista, sino una acción proactiva y positiva. Nuestra intención es crear un ‘lobby’ que trata de hacer llegar sus ideas a toda la sociedad civil, unas ideas que encuentran amparo en las cartas de derechos humanos y en la propia Constitución española.

– ¿Se plantea por tanto a corto o medio plazo la constitución de una unidad de acción política?

– Desde luego vamos a favorecer todos los campos de unidad posible, también en la política. En este sentido apoyaremos a las formaciones que de una manera nítida acepten la defensa de los valores constitucionales y que igualmente tengan un planteamiento claramente no nacionalista. Trataremos de que los partidos políticos asuman nuestras ideas en el campo de la libertad lingüística y apoyaremos a aquéllos que la defiendan tanto en el ámbito privado como en el público.

– ¿Es políticamente incorrecto no declararse nacionalista en Cataluña?

– Aquí los nacionalistas siempre han tenido manga ancha. Han tratado de pervertir la imagen pública de nuestra Comunidad dando a entender que todos los catalanes eran nacionalistas; sin embargo no es así. De hecho la mayoría de la gente no piensa que Cataluña sea una nación, pero el Parlamento de Cataluña sí lo ha proclamado y lo ha incorporado al preámbulo del Estatuto. Por supuesto que es incómodo declararse no nacionalista en Cataluña. Hemos tenido que ir contracorriente de las instituciones, del poder e incluso de determinados medios de comunicación públicos.

“LA SOCIEDAD CATALANA ESTÁ DESPERTANDO Y VIENDO QUE ES MEJOR LA COHESIÓN QUE LA SEPARACIÓN”

– ¿La sociedad catalana está despertando?

– Sí, y no queremos que se polarice, sino que se centre en unas ideas que serán beneficiosas para la concordia y para el consenso. Además, las sucesivas vueltas de tuerca que está aplicando el nacionalismo en sus políticas diarias están haciendo ver a mucha gente que es mejor una escuela bilingüe o trilingüe que una monolingüe, que es mejor que la rotulación de las calles esté en los dos idiomas y no en uno sólo, que es mejor dejarle al empresario libertad para rotular en el idioma que desee, que es mejor vivir con el resto de España, que es mejor tener un mercado único que tener un mercado pequeñito, que es mucho mejor para los trabajadores tener movilidad laboral entre toda España que no quedarse en una isla cerrada… En definitiva, que es mejor la cohesión que la separación.

Belén Piedrafita
miércoles, 23 de septiembre de 2009

Noticia publicada en La Voz Libre